Navidad y tercera edad: ¿cómo ayudarles para aumentar su bienestar durante las fechas?

Es la población más afectada este duro 2020 y en Navidad debemos prestarles aún más atención

Diciembre, mes lleno de acontecimientos entrañables y reuniones familiares que, en muchas ocasiones, ayudan al adulto mayor a recuperar la ilusión haya podido perder. Pero este año es diferente. La Navidad de este 2020 merece una atención extra para los adultos mayores, ya que muchos viven solos, lejos de sus familiares, aislados en sus domicilios e incluso sin contacto con el medio externo. Pero más allá de la soledad, que es el principal obstáculo para la población de la tercera edad, existen otros factores físicos y ambientales que añaden ciertas dificultades para poder vivir estas fechas de la mejor manera.

Concretamente, la llegada de la pandemia, las restricciones en la movilidad, el necesario cumplimiento de las medidas de prevención frente al Covid-19 y demás cuestiones, suponen un extra para acentuar este sentimiento de soledad y melancolía que implica perdidas, tanto de seres queridos, como de sus capacidades y destrezas, así como del paso del tiempo y su añoranza. «Todo ello pone en una situación de mayor vulnerabilidad al adulto mayor», concluye Elena de la Cruz, psicóloga de la Clínica López Ibor. Esta famosa clínica, debido a la demanda y a la necesidad de tratar patologías especificas en mayores, han abierto recientemente dos unidades de psicogeriatría con recursos agudos y equipo específico, junto con Orpea, la compañía red de residencias para la tercera edad.

De hecho, añade la directora Sanitaria de ORPEA, Victoria Pérez, «más de un 20 % de las personas mayores de 65 años desarrollan algún trastorno mental, una cifra considerable teniendo en cuenta que la población mayor sigue creciendo. Además, este tipo de alteraciones están directamente relacionadas con la pérdida de autonomía, discapacidad y dependencia. Por lo que resulta prioritario abordarlas de manera correcta para garantizar el bienestar y calidad de vida de estas personas. Por ello es muy importante contar con unidades especializadas para favorecer su bienestar físico y mental».

Medidas de seguridad aparte, « la Navidad es un tiempo clave buscar iniciativas para superar todas estas barreras y conseguir que las personas mayores puedan vivir las fiestas como cualquier otra persona. Es esencial que les incentivemos para que encuentren su espacio y participen socialmente en estas celebraciones, entregándoles oportunidades para que se mantengan activos y, sobre todo, haciéndolos sentir queridos y respetados», sugiere Milena Ucero, psicóloga de la Clínica López Ibor.

Toma nota de estos consejos para que los adultos mayores puedan disfrutar de esta Navidad y dar la bienvenida a un esperado 2021:

Decorar el hogar para conseguir un ambiente navideño reconfortante: colocar el Belén o montar el árbol de navidad o decorar la casa junto a un ser querido, es una buena forma de involucrarlos, porque los harás sentir participativos y especiales.

Cantar villancicos: Puede incluso resultar interesante imprimir las letras en tamaño grande para cada integrante del hogar y cantarlas en conjunto. Además de pasar un rato entrañable en familia, con esta actividad se conseguirá revocar recuerdos de la infancia y épocas pasadas, estimulando así la memoria de nuestros mayores.

Cocinar en familia: hacer participar al adulto mayor con la preparación de la cena o alguna otra receta de dulces de navidad, como galletas, pan de pascua, roscón de reyes, etc. Es muy importante para que se sienta integrado y con capacidad para ayudar en la elaboración de estos platos. Al mismo tiempo, es recomendable pedirle que cuente cuáles eran sus comidas favoritas de cuando era pequeño.

Contar historias en familia: incentiva a todos tus parientes y sobre todo a las personas mayores a que cuenten alguna anécdota o historia navideña que haya sido importante en su infancia o alguna época que recuerde con cariño de su vida. La idea es que todos compartan sus recuerdos, disfruten un momento de alegría y mantengan su mente activa.

Salir a ver la decoración navideña:pasear por el barrio con todas las medidas de seguridad para ver la iluminación y los adornos, puede resultar un buen panorama familiar. Si no queremos exponer a nuestros seres queridos a una salida física, podemos acercarles a este momento de una forma más segura viendo la iluminación desde el coche o a través de una videollamada, así también disfrutarán de las hermosas decoraciones.

Manualidades: dibujar, pintar, pegar, colorear para poder crear tarjetas navideñas, siempre es una alternativa atractiva para que lo realicen los adultos mayores. Además, pueden hacer otras creaciones como guirnaldas para las paredes, figuras para el pesebre, adornos para el árbol de navidad, marcapáginas para regalar, centros con piñas para decorar la mesa, etc.

Recopilar tradiciones de otras épocas: para transmitir a las nuevas generaciones cómo se festejaban las fiestas y cuáles eran los elementos más importantes de ellas, reuniendo fotografías y canciones de los anuncios de juguetes y muñecas, de la lotería de navidad, de cómo se decoraban las calles y las casas, de programas de televisión…

Creación de un álbum de recuerdos: reunir fotografías de reuniones de Navidad de otros años y recordar viejos momentos compartidos con familiares, podremos descubrir cómo era la Navidad en otra época, su juventud, o como la disfrutaron con sus hijos.

«Recordemos que esta época es para disfrutar en familia y a, pesar de la situación vivida durante el año, es importante disfrutar de una feliz Navidad, por supuesto tomando las precauciones necesarias este año: utilizar la mascarilla en todo momento, mantener la distancia de seguridad, evitar abrazos y besos, cumplir con la adecuada higiene de manos, desinfectar objetos y no compartir utensilios personales», comenta Elena de la Cruz

«La familia y el entorno más cercano del adulto mayor juegan un rol fundamental para mejorar su calidad de vida, ánimo y bienestar, terminando con el aislamiento o soledad que puedan sentir principalmente durante las fiestas navideñas.Merece la pena llevar a cabo un último esfuerzo para que todos podamos volver pronto a la normalidad y que podamos celebrar juntos las próximas fiestas y reuniones familiares», concluye la psicóloga Milena Ucero.

Categoría: GENERAL Sábado 19 de Diciembre del 2020