Cómo rejuvenecer tus manos y quitarles años de encima

Hacemos mucho hincapié siempre en el fotoevejecimiento en rostro y escote, pero muchas veces nos olvidamos de las manos, y el daño producido por el sol es idéntico

Cómo rejuvenecer tus manos y quitarles años de encima.

Cómo rejuvenecer tus manos y quitarles años de encima. - Adobe Stock

Las manos son una de las cartas de presentación de toda persona. Si no están bien o se ven descuidadas, podemos incluso llegar a perder un puesto de trabajo. Por eso, como cualquier otra parte del cuerpo, debemos cuidar nuestras manos y mimarlas lo máximo posible porque de ellas dependen el desempeño de muchas acciones.

Y dicen que nuestras manos reflejan nuestra verdadera edad. Sin embargo, no sólo reflejan nuestra edad (envejecimiento cronológico) también nuestro tipo de vida y radiación solar que han recibido (envejecimiento fotoinducido o fotoenvejecimiento).

El sol

«El principal signo de envejecimiento de la piel de las manos es la aparición de manchas. Las que nos encontramos en esta parte de nuestro cuerpo son del tipo de manchas que llamamos léntigos, de color marrón y de un tamaño mayor que las pecas que aparecen por la edad y por la exposición solar», explica Leticia Carrera, directora del Centro Médico-Estético Felicidad Carrera y miembro de Top Doctors.

«Desde jóvenes debemos evitar la exposición solar, pues el principal factor que las afecta es el fotoenvejecimiento. Hacemos mucho hincapié siempre en el fotoevejecimiento en rostro y escote, pero muchas veces nos olvidamos de las manos, y el daño producido por el sol es idéntico», advierte la experta de Top Doctors.

Otro signo asociado al envejecimiento en las manos es la pérdida de densidad de la piel, ya que esta se vuelve más fina y, en consecuencia, se arruga con facilidad.

Signos de la edad

Y aunque los signos del envejecimiento son imparables, tal como indica la Dra. Sara Carrasco, dermatóloga miembro de la Academia Española de Dermatología y Venereología, sí que podemos retrasarlos un par de años.

«Con el envejecimiento, es frecuente que aparezcan alteraciones en el tono de la piel y lesiones como pequeñas manchas redondeadas de color marronáceo. Estas lesiones pigmentadas (manchas) se relacionan directamente con la radiación solar recibida. No solo es un tema estético, estas lesiones pueden ser precursoras de queratosis actínicas y lesiones cancerosas y, por tanto, deben revisarse de forma periódica en la consulta del dermatólogo», dice la experta en dermatología.

Además de esto, el sol es también el principal causante de la pérdida de grosor de la piel, causando una degeneración de las fibras colágenas y elásticas que da un aspecto apergaminado a la piel de las manos fotodañadas.

«Lo mejor para mantenerlas sanas, como ya hemos dicho, es evitar el sol. Podemos hacer sesiones de radiofrecuencia para evitar la pérdida de densidad en la piel, y una vez que ha aparecido podemos hacer un tratamiento de mesoterapia con ácido hialurónico para devolver a la piel su densidad y mejorar la apariencia de las arrugas. Para las manchas lo que mejor funciona es la luz pulsada», recomienda Leticia Carrera.

No te olvides de las cremas

Desde bien jóvenes nuestras madres nos invitan al consumo de cremas hidratantes no solo en el rostro y escote, también en el resto de nuestro cuerpo. Ahora que estamos constantemente lavando nuestras manos y sometiéndolas al gel hidroalcohólico, es el mejor momento para que apliquemos también cremas.

La crema que habría que aplicar fundamentalmente es con protección solar. El protector solar es el principal tratamiento en la piel de las manos. Después, por la noche, podemos aplicar productos que contengan derivados de retinoides para mejorar la calidad de la piel, aconseja la Dra. Sara Carrasco.

Además de la utilización de cremas adecuadas, es importante que el jabón también lo sea, puesto que de nada sirve aplicar un producto de tratamiento con retinoides para tratar el envejecimiento si estamos realizando la higiene de nuestras manos con jabones agresivos o inadecuados.

Cómo mantener las manos rejuvenecidas

  • Prevención del daño solar.
  • Protección frente al medioambiente (frío, calor, sequedad…).
  • La corrección mediante tratamientos médicos de las pérdidas de volumen o deterioro asociado a la edad o al fotodaño bajo criterio médico y después de un diagnóstico y valoración adecuados.

Categoría: BELLEZA Miércoles 9 de Septiembre del 2020