Anís estrellado, alivia los gases y el mal aliento

El anís estrellado es un remedio contra la lumbalgia en la medicina tradicional china, pero en Occidente se usa para mejorar el sabor de las fórmulas herbarias y aliviar trastornos digestivos, y se estudia como posible antiviral.

Qué es el anís estrellado y principios activos

Anís estrellado

El nombre chino del anís estrellado, Ba Jiao Hui Xian, vendría a significar algo así como hinojo de ocho cuernos, en alusión a la original forma de sus frutos en cápsula, que dibujan una estrella de ocho puntas. Su aroma y sabor es ciertamente anisado y recuerda mucho al del anís verde Pimpinella anisum, con el que sin embargo no está emparentado, pero explica por qué se le conoce como anís estrellado.

También se le conoce como badián o badiana de China, de donde es originario, como en seguida veremos. Supone un recurso de primer orden para mediar en trastornos digestivos, pero también se están explorando su potencial como agente antiviral.

Cómo es y dónde se encuentra el anís estrellado  

Ilustración de la planta del anís estrellado

El anís estrellado o badiana de China Illicium verum Hook es un árbol de hoja perenne, de la familia de las Illiciáceas, de hasta 15 metros de alto, con las hojas reunidas en semiverticilos, de foliolos coriáceos, alargados y acabados en punta, flores solitarias, en forma de copa, con de ocho a 20 estambres en el androceo –verticilo masculino–, y de entre ocho y 10 carpelos en el gineceo –verticilo femenino–. Frutos en cápsula, en forma de estrella de ocho puntas (polifolículo), conteniendo varias semillas brillantes en su interior.

Es originario del sur de China y norte de Vietnam, en donde aparece en ambientes húmedos de clima subtropical. Se cultiva también en países del entorno. Es especialmente común, como cultivo, en las provincias chinas de Fujian, Guangdong, Guangxi y Yunnan.

Principios activos del anís estrellado 

Los principios activos del anís estrellado, en especial el aceite volátil que contiene, han sido ampliamente estudiados y algunos de sus componentes, como el ácido shikímico, se emplearon en la elaboración de un medicamento famoso: oseltamivir, conocido como Tamiflu, para el tratamiento del virus de la influenza o gripe común y para tratar de contener la expansión de la gripe aviar, con muy escasos resultados. De hecho, aparecieron cepas de este virus resistentes al Tamiflu, lo que llevó en su momento a descartar su uso como antiviral.

Los principios activos del anís estrellado quedan resumidos a continuación:

  • Aceite esencial en abundancia, hasta un 8 o 9% de su peso. Contiene anetol –el que aporta la mayor proporción, un 90%–, linalol, estragol, limoneno, anisaldehído, cineol y safrol. 
  • Ácido shikímico, hasta un 8,5% de su peso. Es el componente principal de los antivirales ensayados con anís estrellado.
  • Flavonoides.
  • Taninos.
  • Lactonas sesquiterpénicas, como la veranisatina D, en muy escasa proporción.
  • Fitoestrógenos como los lignanos.

Categoría: BIENESTAR Miércoles 9 de Septiembre del 2020