Las mejores plantas para decorar el baño, la cocina y el dormitorio

 

Las mejores plantas para decorar el baño, la cocina y el dormitorio

Las plantas de interior son un elemento clave en la decoración de una casa (KatarzynaBialasiewicz / Getty Images/iStockphoto)

Las plantas de interior son un elemento clave en la decoración de una casa: aportan color y vida y hacen de cualquier estancia un lugar más acogedor. Además, son una buena opción para los que pasan poco tiempo en casa ya que, generalmente, no requieren de mucho mantenimiento.

Cada planta es un mundo: según sus propiedades, podemos inclinarnos por una u otra en función de qué estancia de la casa queramos decorar. Te proponemos algunas ideas para las estancias que no acostumbramos a decorar con plantas: baño, cocina y dormitorio.

El baño es un buen lugar para colocar plantas por sus condiciones de humedad. Kwanchai_Khammuean

El baño es un buen lugar para colocar plantas por sus condiciones de humedad. Kwanchai_Khammuean

En el baño

Solemos olvidarnos de esta estancia a la hora de decorar. Sin embargo, el baño es un buen lugar para colocar una o varias plantas y no solo por estética, también debido a la humedad. Si elegimos las plantas adecuadas, contribuiremos a mejorar mucho esta estancia y aumentaremos nuestro nivel de relajación y bienestar cada vez que entremos en ella.

Los baños suelen tener poca luz natural, por lo que habrá que ser selectivos y cuidadosos a la hora de elegir el tipo de planta. Para compensar, podemos ayudarnos de los espejos: actúan como reflectores, aumentando la cantidad de luz que reciben las plantas, por lo que se recomienda colocarlas delante de ellos.

Se recomienda ponerlas delante de un espejo, que actúa de reflector de la luz

Bambú: El bambú elimina toxinas y ayuda a deshacerse de la humedad del ambiente. Crece muy bien en ambientes húmedos y no necesita demasiada luz. Eso sí, es importante cambiarle el agua de forma regular para que esté siempre húmedo y así evitar que se enferme.

Palmera Lady: Purifica el aire de amoníaco, lo cual es muy beneficioso después de limpiar. También elimina otras toxinas del aire, como el formaldehído, el xileno, y el tolueno. Aporta un aspecto tropical a la estancia y no precisa grandes atenciones, aparte de ser colocada en un lugar cálido sin luz directa.

Hiedra: Absorbe el dióxido de carbono más que otras plantas y también purifica el aire de toxinas, formaldehído y metales pesados. Hay de varios tipos, completamente verdes o con manchas blancas o amarillas, y tampoco requiere de muchos cuidados; basta con regarla dos veces por semana en verano y una en invierno.

Aglaonema roja: Elimina del aire el formaldehído, presente en productos cosméticos. Además, aporta color a la estancia. El mejor lugar para colocarla es cerca de la ducha.

Las plantas de la cocina pueden resultar afectadas por el humo y los cambios bruscos de temperatura.KatarzynaBialasiewicz / Getty

Las plantas de la cocina pueden resultar afectadas por el humo y los cambios bruscos de temperatura.KatarzynaBialasiewicz / Getty

En la cocina

No debemos olvidarnos tampoco de la cocina a la hora de colocar plantas. Es una estancia que suele estar bien iluminada y ventilada y, aunque hay que tener cuidado con el humo y los cambios bruscos de temperatura, colocar unas pocas plantas en la cocina hará que la calidad el tiempo que pasamos en ella mejore.

Violetas africanas: Aportan color y alegría. Aunque no toleran luz directa, sí requieren que haya mucha luz constante en la habitación. La temperatura también es importante, siendo lo ideal mantenerla entre los 17 y 21 grados y nunca por debajo de los 5. Necesitan humedad, aunque no toleran el exceso de agua, por lo que se recomienda regarlas cuando la tierra esté seca y abonarlas con abono líquido cada cierto tiempo.

Aloe Vera: Sus propiedades son de sobra conocidas, constituyendo uno de los remedios caseros más populares. Es resistente y duradera y tampoco requiere de grandes cuidados: con un rincón bien iluminado sin luz directa, es suficiente. En general, las crasas y suculentas son muy buenas plantas para la cocina, ya que caben en macetas pequeñas y puede crearse con ellas composiciones usando distintos maceteros, como jardineras colgantes.

Las plantas crasas son buenas para la cocina porque caben en macetas pequeñas

Cactus: Como ocurre con el aloe, es una planta idónea para la cocina por sus características y tamaño.

Hierbabuena: Las plantas aromáticas no pueden faltar en una cocina, porque además del uso estético, podemos darles uno práctico en la elaboración de platos y bebidas. Por su aspecto y aroma, resulta muy agradable y se amolda a jardineras o recipientes pequeños de cualquier material. Necesita humedad para crecer, por lo que habrá que prestarle atención al riego.

Para el dormitorio se recomiendan plantas relajantes.asbe / Getty Images/iStockphoto

Para el dormitorio se recomiendan plantas relajantes.asbe / Getty Images/iStockphoto

En el dormitorio

Por mucho que digan, tener plantas en el dormitorio no hará que nos quedemos sin oxígeno. La cantidad de oxígeno que absorben es mínima comparada con la de una persona o mascota, y no por ello dejamos de dormir con ellas. Además, aunque consuman oxígeno por la noche, lo contrarrestan produciéndolo por el día.

A la hora de elegir una planta para el dormitorio, puede ser buena idea fijarnos en cuáles tienen propiedades relajantes o somníferas, para que nos ayuden a dormir mejor. He aquí algunas ideas:

Lavanda: Su aroma es relajante y por eso siempre suena su nombre a la hora de hablar de propiedades medicinales de las plantas. La lavanda puede ayudarnos a reducir la ansiedad e inducir el sueño debido a que su fragancia ralentiza el ritmo cardíaco, baja la presión arterial y combate el estrés. Se dice de su aroma que también sirve para calmar el llanto de los bebés. Estas características también se aplican al jazmín.

Sansevieria trifasciata: Purifica el aire de las toxinas y mejora el sueño. La sansevieria es una buena opción para el dormitorio porque emite oxígeno durante toda la noche, refrescando el espacio.

Espatifilo: También conocida como Cuna de Moisés o Lirio de la Paz, absorbe las toxinas domésticas y el exceso de humedad del ambiente. Es muy fácil de cuidar, ya que necesita mucha luz, aunque no directa.

Lirio de la paz: también purifica el aire al ayudar a filtrar componentes dañinos como el benceno, el tricloroetileno o las toxinas de formaldehído. Debido a la humedad que desprenden sus flores, ayuda a aumentar la de la habitación, lo cual puede ayudarnos a dormir mejor, aliviando la sequedad en fosas nasales y garganta.

Las plantas aportan color y vida y hacen de cualquier estancia un lugar más acogedor

Fuente: http://ow.ly/Zned30oMdCi

Categoría: MOBILIARIO Y DECORACIÓN Lunes 20 de Mayo del 2019